Bibliopeque se unió a Facebook el 18 de agosto de 2011
Y estamos trayendo a éste blog, todo lo que publicamos en el muro


Actualizado hasta el 10 de abril de 2014 - 544 publicaciones sólo en éste blog - los cuentos infantiles, más de 150, están alojados en bibliopeque itinerante; y los textos juveniles en bibliopeque 2013

Páginas

20 Publicaciones

CUENTOS
105 Publicaciones

FRAGMENTOS
228 Publicaciones

POESÍAS

29 de julio de 2013

Bibliopeque 2013. Propuesta LEER


Ya tenemos el cartel de Bibliopeque 2013 que acompañará
la Propuesta Leer de este año.
El ilustrador es Daniel Caminos, integrante del equipo de Bibliopeque. Oriundo de Dean Funes, Pcia. de Córdoba, Argentina.

http://bibliopeque2013.blogspot.com.ar/

28 de julio de 2013

Poema: GATA NEGRA, de María Alicia Esain



Aquí está mi gata negra
que se llama Papirusa.
Vive escondida, durmiendo,
entre el duende y la lechuza.

Es una gata importante
que se ocupa de las cuentas
y de maullar cuando truena
en las noches de tormenta.

Papirusa, gata negra,
tan coqueta y caprichosa.
¡Cuando sale con su gato
se adorna con una rosa!

Compra perfume francés
y zapatitos de raso.
Si le ordeno que se bañe,
me mira y no me hace caso.

¡Qué gata desobediente
que a las brujas no les teme!
Aunque escuche mis rezongos,
ella hace lo que quiere.


©María Alicia Esain


Ilustración: ©Alejandra Romero. Argentina. Artista de vocación, se inició desde joven en las diferentes ramas de las artes plásticas incursionando en la pintura, dibujo, escultura, muralismo, etc. Durante su larga trayectoria adquirió una vasta experiencia la cual solo es superada por su amor a los animales y la naturaleza.
Visto y leído en: Gato dibujado

Poema: EL ELEFANTE AZUL, de María Alicia Esain.



Anteanoche he perdido a mi elefante
y parece que se fue lo más campante.
Me contaron que marchó con la jirafa
a buscar algunos discos a su casa.
¿Será cierto que quieren armar bailes
y saltar dando mil vueltas por el aire?
¡Cómo extraño los besos de su trompa
y su juego en la bañera haciendo pompas!
Cuando llega la noche yo lo llamo,
sólo duermo si me toma de su mano…
¡Se me pasa la noche dando vueltas
y los osos de mi cuna se despiertan!
Es entonces cuando mamá me canta
esa canción de gatos que me encanta.
Y me promete que vendrán los abuelos
para traerme otro elefante nuevo.


©María Alicia Esain

Visto y leído en:La Lupa 3

Ilustración: ©Estelí Meza, México

21 poemas raritos. Fernando González (textos) y Sebastián Santana (ilustraciones) Mirá vos. Fabio Guerra (textos) y Alfredo Soderguit (ilustraciones) Dos libros en uno, al derecho y al revés.


21 poemas raritos / Mirá vos
"Dos libros en uno, al derecho y al revés. No importa cómo se mire. En Mirá vos se descubrirán pequeños mundos dentro del mundo: de grillos, bananas, elefantes, violines, globos con forma de corazones y hasta astronautas que pisan la luna. 21 poemas raritos es un divertido conjunto de poemas acompañados por coloridas ilustraciones donde hay canciones de cuna y anticanciones, gatos, cocineros y hasta un tiburón volador."
21 poemas raritos. Fernando González (textos) y Sebastián Santana (ilustraciones) Mirá vos. Fabio Guerra (textos) y Alfredo Soderguit (ilustraciones)Edición de Virginia Sandro. Montevideo, Uruguay. Editorial Alfaguara, 2006. Colección Alfaguara Infantil.
(Texto extraído del catálogo editorial on line.)
Visto en: http://www.elderechodigital.com/


Poema: EL ESPEJO, de Fabio Guerra
En “Mirá Vos”, ilustrado por Alfredo Soderguit

El Espejo me mira
y yo lo miro
es igual a mi
pero más transparente
por eso sabe si estoy contento
o aburrido
por eso
cuando ando con ganas de descubrirme
le pregunto
y él siempre me responde
y así vamos creciendo juntos

yo, hacia arriba,
él, hacia adentro.




UN HILO, de “21 Poemas Raritos” escrito por Fernando González e ilustrado por Sebastián Santana Camargo

Le pediré un hilo
a la araña María
le robaré un hilo
de aire y saliva;
para atrapar estrellas
para cargar sandías
para arrastrar recuerdos
para que no se escapen
los buenos
días.


Fernando González nació en Uruguay en 1962 y sus libros han sido premiados en diferentes rubros dentro y fuera del país

Sebastián Santana Camargo nació en La Plata, Buenos Aires, Argentina en 1977 e Integra desde 1998 la Comisión Uruguaya de Artistas Plásticos (CUAP - AIAP UNESCO)
Visto y leído en: Kalen (Uruguay)

PREGÓN, de “21 Poemas Raritos” escrito por Fernando González e ilustrado por Sebastián Santana Camargo

Vendo aerolitos
vendo cometas
vendo estrellitas
y diez planetas.
Vendo galaxias
y nebulosas
vendo asteroides
y meteoritos.
Vendo sistemas
dobles estrellas
lunas luneras
cascabeleras.
Esferas rojas
estrellas fugaces
constelaciones
y hasta pulsares.
Pero agujeritos
agujerotes
negros agujeros
inescrutables
de esos no vendo
les tengo miedo
les huyo siempre
temo perderme
adentro de ellos
y no encontrarme
y olvidarme
de lo que vendo.
Vendo aerolitos
vendo cometas
vendo estrellitas
¡y cien planetas!



Poema infantil que integra el libro "21 poemas raritos" y "Mirá vos" (Dos libros en uno, al derecho y al revés.)

Datos del autor Fernando González
Como decía Mafalda: amo a los Beatles y odio la sopa. No sé si a ella también, pero a mí me gustan las piedras que encuentro en la orilla del mar.
Soy del otoño de 1962 y, desde hace poco, tengo un nieto que se llama Mateo.
Con Alfaguara publiqué Andan lobos por mi cuarto, Luly quiere otra mano, Historias de magos y dragones, El hacedor de pájaros y Este libro está maldito.

• . ¸ ✩ * • . ¸ ¸✩¨

Visto y leído en: Suplemento Cultural de El Derecho Digital (Uruguay)

• . ¸ ✩ * • . ¸ ¸✩¨

¿Qué significa pulsares?
En astronomía, un pulsar o púlsar es una estrella de neutrones que emite radiación pulsante periódica. Los pulsares poseen un intenso campo magnético que induce la emisión de estos pulsos de radiación electromagnética a intervalos regulares relacionados con el período de rotación del objeto. Las estrellas de neutrones pueden girar sobre sí mismas hasta varios cientos de veces por segundo.



Arden los ojos,
duele más la rodilla lastimada
y si uno resbala
se revienta la cabeza
lo único bueno de bañarse
es ahorcar a la esponja
que siempre revive.





Poema de Fabio Guerra, en “Mirá Vos”, ilustrado por Alfredo Soderguit

“Mirá vos” está editado por Santillana junto con los “21 poemas raritos”, de Fernando González, con ilustraciones de Alfredo Soderguit y Sebastián Santana.

Datos del autor Fabio Guerra
Nací en Salto el 12 de febrero de 1963. Publiqué dos poemarios: Soliloquio del escudero y Loco en su tinta. También escribí la biografía de un maestro del teatro uruguayo, titulada Atahualpa del Cioppo, un hombre para pensar, que publicó el Festival de Teatro de Cádiz, en 2004. Trabajo como periodista cultural. Estos poemas los hice el día que Malí, una amiga, me preguntó, por teléfono, por qué no escribía poesía para niños. Colgué con ella y los hice.


Visto y leído en: Suplemento Cultural de El Derecho Digital (Uruguay)

Poema: “NANA DE LA BRUJA BELLA”, de Alberto José Miyara.


Duérmete, vida mía,
bajo la estrella,
que a media noche viene
la bruja bella.

Esta bruja es amiga
de los pequeños.
Las cosas que ellos piensan
las vuelve sueños.

Esta bruja no quiere
verlos despiertos
y cierra los ojitos
que encuentra abiertos.

No castiga a los niños,
no los asusta,
solo les cuenta el cuento
que les gusta.

Con ella todo el mundo
se dormirá
(Aunque a veces la ayudan
mamá y papá).

Es bruja pero es bella,
buena y aseada.
Le falta una varita
para ser hada.


©Alberto José Miyara, 2004, tomado de Poesía para chicos, Buenos Aires, Alfaguara



Poesía para chicos. Antología. Varios Autores. Ilustraciones: Sara Sedran. Alfaguara Infantil. Colección: Serie Morada. Edad: Desde 8 años.

“Una antología con una gran selección de poesía infantil, que incluye romances, canciones, fábulas, nanas y por sobre todo, a los mejores autores. Personajes insólitos, situaciones cotidianas y otros temas interesantes se combinan con el ritmo, el movimiento y el placer estético que brinda el lenguaje poético.”

Contenido:
- Una casa como hay pocas / Elsa Bornemann
- Palabras / Liliana Cinetto
- Canción del garbanzo peligroso / Laura Devetach
- Puntualidad / Ruth Kaufman
- Con su blanco escudo / Jorge Luján
- Rumba sin rumbo / Silvia Schujer
- Romance del señor titiritero / Javier Villafañe
- El romance de la gaviota y el pez volador (cuento verso) / Julia Chaktoura
- Con cola de ronda / Griselda Gálmez
- En las tinieblas / Jorge Luján
- Mucha sed / María Cristina Ramos
- Amor gigante / Graciela Repún
- Fábula de Nicasio del lagarto / Esteban Valentino
- ¿Saben qué le sucede a esa lombriz... / María Elena Walsh
- Romancito de la niña y el fantasma / Elsa Bornemann
- Nana de la bruja bella / Alberto José Miyara
- Había un caldero lleno / Cecilia Pisos
- La espantosa historia del monstruo y la achicoria / Guillermo Saavedra
- La temible Filiberta Barrabasa / Ana María Shua y Paloma Fabrykant
- Canción en on del duende / María Elena Walsh
- El canto errante / Rubén Darío
- XXXIX / José Martí
- Dos milagros / José Martí
- Los sentidos / Amado Nervo
- Coplas enrevesadas - Mi morena - Coplas con disparates - Mañana es domingo - Adivinanzas - Canción del burro enfermo.

Poema: VOY A CONTAR UN CUENTO, de María Elena Walsh


Voy a contar un cuento.
A la una, a las dos
y a las tres:
Había una vez.

¿Cómo sigue después?

Ya sé, ya sé.
Había una casita,
una casita que.

Me olvidé.

Una casita blanca,
eso es,
donde vivía uno
que creo era el Marqués.

El Marqués era malo,
le pegó con un palo
a... No, el Marqués no fue.

Me equivoqué.

No importa. Sigo.
Un día llegó la policía.

No, porque no había.

Llegó nada más que él,
montado en un corcel
que andaba muy ligero.

Y había un jardinero
que era bueno pero.

Después pasaba algo
que no recuerdo bien.
Quizás pasaba el tren.

Pero lejos de allí,
la Reina en el Palacio
jugaba al ta te ti,
y dijo varias cosas
que no las entendí.

Y entonces...
Me perdí.

Ah, vino la Princesa
vestida de organdí.

Sí.

Vino la Princesa.
Seguro que era así.

La Reina preguntole,
no sé qué preguntó,
y la Princesa, triste,
le contestó que no.

Porque la Princesita
quería que el Marqués
se casara con ella
de una buena vez.

No, no, así no era,
era al revés.

La cuestión es que un día,
la Reina que venía
dio un paso para atrás.
No me acuerdo más.

Ah, sí, la Reina dijo:
-Hijita, ven acá.
Y entonces no sé quién.

Mejor que acabe ya.
Creo que a mí también
me llama mi mamá.


© María Elena Walsh

Libro: El reino del revés. Autora: María Elena Walsh. Ilustradores: Nora Hilb. Colección: Serie Amarilla. Edad: Desde 6 años. Editorial: Alfaguara infantil

El autor cubano Antonio Orlando Rodríguez dijo: El reino del revés, ese mundo fantástico nacido de la imaginación de María Elena Walsh "Es una celebración de la poesía, del humor, del disparate; un verdadero alimento espiritual para los niños y un alimento para su creatividad"

Poema: ESCUELITA RURAL, de Lydia Raquel Pistagnesi


Escuelita de campo inmaculada,
sencilla como el marco que te adorna
con tu patio de baldosas desgastadas
y la bandera flameando esplendorosa.

Misterios dibujando tus paredes,
pupitres gastados por los años,
trayendo lentamente los recuerdos
de niños que pasaron por tu lado

Quisiera hoy volver a tu regazo,
sentir que mi niñez no se fue nunca
y levantar con ímpetu la mano
dando alguna lección que quedó trunca.
Lydia Raquel Pistagnesi.
Banfield, Buenos Aires, Argentina

Ilustración de Fran Bravo, en “La poesía es una niña” de Apuleyo Soto

DECÁLOGO DEL REDACTOR, por el Dr. Roderich Thun (1908-1983) Fundador de Escuela para Todos

1. Para ser redactor, usted tiene que estar convencido de que todo fenómeno natural, todo problema científico y toda filosofía se puede hacer comprensible a cualquier persona, incluyendo el analfabeto. "Los conocimientos entran con sangre", se decía anteriormente. Nosotros decimos que entran con la sangre del redactor.

2. No trate de explicar nunca lo que usted no ha podido comprender primero completamente. No se fíe de sus conocimientos. Dude, investigue, razone y luego hable.

3. Su respuesta tiene que convencer al oyente de que él tiene todas las facultades mentales para comprender el problema expuesto. De ninguna manera debe dar la impresión de que usted es un ser superior, en posesión de una sapiencia inalcanzable para él.

4. Deduzca su vocabulario a expresiones directas y simples. Esto le obligará a usted a concentrarse y facilitará la comprensión.

5. Su oyente tiene generalmente mayor madurez-humana y experiencia que usted. No es un niño. Aclare, pero evite dar lecciones. Sea sincero, sin asumir posiciones dogmáticas.

6. La filosofía de usted y la de su oyente son muy diferentes, dados los elementos de experiencia que los han formado a ambos. Una filosofía no se impone. Crece sobre la información y la libre reflexión que ella engendra. Usted tiene que dar la información.

7. Usted no puede suponer jamás conocimientos previos en sus oyentes.

8. Su oyente está cansado y tiene problemas personales. Sólo un gran interés podrá mantenerlo junto al radio. No lo canse, obligándolo a seguir acrobacias de la mente. No lo atiborre con datos innecesarios. Sea fascinante, claro y breve. Su esfuerzo va en relación inversa con el del oyente.

9. Su oyente está dispuesto a reflexionar. La reflexión es la base del desarrollo humano. Ofrezca elementos de reflexión y no conocimientos que puedan paralizar este proceso como por ejemplo nomenclaturas, fechas, fórmulas, etc.

10. Dice un proverbio que los consejos sólo divierten a quien los da: limítese a dar consejos cuando se los pidan.


•.¸¸.•*¨*•.¸¸.•

Visto y leído en: Fundación Escuela para Todos - Libro almanaque - San Pedro de Montes de Oca - San José Costa Rica

Centroamérica tuvo la dicha de contar con la presencia, el trabajo y el cariño de un gran hombre: El Dr. Roderich Thun. Su nombre no es muy conocido debido a su propia modestia y discreción. Este filántropo, austriaco de nacimiento y centroamericano por vocación y destino, dedicó su talento y su energía al servicio de los demás y, en su opinión, el servicio, para que sea auténtico, debe ser, más que discreto, anónimo, debido a que lo que se busca es el bienestar de quienes lo reciben y no el reconocimiento de quien lo brinda. http://www.almanaqueept.org/
Tomado de la web:

La popular colección Libro Almanaque Escuela Para Todos de la Fundación Escuela Para Todos, nació en 1966 en San José Costa Rica.
Para la década de 1960, pensar en la creación y publicaciones de libros anuales que educaran a los costarricenses y luego al resto de centroamericanos, pareció una locura. Sin embargo, su fundador el Dr. Roderich Thun, un inmigrante de nacionalidad suiza, que había nacido en Innsbruck, Austria, el 30 de enero de 1908, el cual imaginó llevar conocimiento y educación a los rincones donde las escuelas no existían y a poblaciones completamente marginadas de todo desarrollo, se concretó en el año de 1966. Ese año, sale el primer número de una gran obra.

Thun fue además el creador de grandes instituciones que han colaborado con la niñez y con el mejoramiento de la calidad de vida de millones de centroamericanos. Fue fundador del Instituto Centroamericano de Extensión de la Cultura, las Aldeas SOS en Centroamérica, El Hogar Luz y la Fundación Escuela para Todos.

Los libros Almanaques Escuela Para Todos, han provocado en los últimos años, toda una locura entre los coleccionistas de libros antiguos, quienes aprecian de buena forma, los ejemplares que aún suelen venderse en compra y ventas de libros usados.

Manuela Tattenbach, fallecida el 7 de agosto de 2010 a los 83 años, realizó buena parte de su apostolado junto a su esposo, el doctor Roderich Thun.


Nota de: GUILLERMO MALAVASSI, Filósofo. Diario LA NACIÓN, 14/08/2010

Doña Manuela Tattenbach.

Aunó en su vida dos visiones del mundo: de su familia, la nobleza y la educación exquisita; del medio en que se desenvolvió, el conocimiento y el amor por el mundo campesino, del que vivió siempre enamorada por las virtudes que apreciaba tanto en su género de vida. Así creció y maduró.

Cuando adulta conoció en Europa al Dr. Roderich Thun, pronto se enamoraron y contrajeron matrimonio. ¡Providencial enlace! Él, tirolés, testigo de la Segunda Guerra Mundial, tenía una enorme experiencia de vida y muchos ideales relativos al servicio del prójimo, adultos y niños. Ella llevaba como en un santuario de su alma el amor por los campesinos de Costa Rica y de Centroamérica. Uno y otro eran generosidad sin límites.

Cuando se instalaron en Costa Rica, él comenzó con su espíritu sistemático y organizado, a considerar junto con ella cómo servir al mundo campesino y marginado, de modo que se hallaran caminos para que la ilustración de esta población no corriera por los cauces formales de la educación en uso, sino a partir de lo que sus corazones anhelaban; que tuvieran la posibilidad de decir, de preguntar, de expandir su espíritu, sin verse aplastados con la educación formal que, a la par de virtudes, tiene defectos de aplanación espiritual que no dejan crecer.

Así nació, tras larga maduración el Instituto Centroamericano de Extensión de la Cultura. Legisladores, ayuda alemana, científicos, ayuda de la Universidad de Costa Rica' y la pareja a todos los buscó, a todos los llamó y, ¡por fin!, nació el ICECU y Escuela para Todos. Esta institución ha producido unos bienes que solo estudiándola con tiempo y cuidado se puede apreciar en toda su admirable dimensión antropológica.

Espíritu vivificante. El Dr. Thun falleció mucho antes que ella. Ella entonces, con fortaleza y voluntad de trabajo y espíritu de servicio duplicados, fue durante muchos años, el espíritu vivificante de Escuela para Todos.

Pero su amor que acogió al mundo campesino y lo sirvió desde joven, tenía espacio para mucho más: acogió la admirable institución de Aldeas SOS. Y allí puso de nuevo su corazón. Hay varias en Costa Rica y ella llevaba en su alma a los niños y a los adolescentes que debían crecer y superar orfandades y otras dificultades para que no los aplastara el infortunio. Y la obra caminó.

Luego los niños que nacían con enormes dificultades cerebrales y de otra índole y que necesitaban ser acogidos y cuidados con extrema dedicación y delicadeza: una vez más el corazón sabio y misericordioso se puso al servicio de Hogares Luz. El de Liberia fue al que dedicó los últimos resplandores de su amor.

Tres días antes de su tránsito a la Casa del Padre, y cuando debió atender alguno de sus innumerables compromisos, dijo a uno de sus colaboradores inmediatos: “Me siento mal; creo que ya no puedo más.” Así fue: murió en el surco, sembrando intelectual y amorosamente el bien por dondequiera que tuvo oportunidad de hacerlo.

Ni ella ni el Dr. Thun quisieron que se hablara de ellos. Me tocó hacer hace muchos años una investigación sobre todo lo que el ICECU significaba y uno y otro me pidieron varias veces: hable de la obra, no hable de nosotros.

Ella entendió que su obra magnífica la hacía como aconsejaba S. Pablo: Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres.
Vivió para dar amando, sobre todo a los verdaderamente más necesitados de saber, de calor, de comida, de consuelo; dio ayuda intelectual, defendió principios; y supo poner su mano consoladora en niños, adolescentes, adultos, campesinos e intelectuales. A todos nos edificó.

Multum potuit, quia multum amavit (Logró mucho, porque mucho amó).

•.¸¸.•*¨*•.¸¸.•

Visto y leído en: Diario Nación - 14-08-2010 -
Nota de: ENRIQUE TOVAR.

Manuela Tattenbach. Una vida de servicio en silencio.

La vida de la condesa y baronesa Manuela Tattenbach Yglesias, superó los títulos nobiliarios y, de manera silenciosa, se entregó a trabajar en favor de los campesinos, analfabetas, indígenas, huérfanos y discapacitados.

Tattenbach, fallecida el pasado 7 de agosto a los 83 años, realizó buena parte de su apostolado junto a su esposo, el doctor Roderich Thun, de origen austríaco.

La primera entidad que fundó este matrimonio fue el Instituto Centroamericano de Extensión de la Cultura (Icecu), en 1964.

Paralelo a esta institución vendrían los programas de radio conocidos como “Escuela para todos” y la publicación del “Almanaque Escuela para Todos”.

Posteriormente establecieron las Aldeas SOS, en Nicaragua y Costa Rica, y el Hogar Luz, en Dulce Nombre de La Unión, Cartago, especializado en la atención de niños con parálisis cerebral.

Al morir su esposo, en 1983, Tattenbach siguió al frente de los proyectos que ya se extendían por toda Centroamérica.

Amplió todavía más sus servicios de asistencia social con la creación de la Fundación Bienvenido. La entidad dio vida al centro de recreo “San Lorenzo”, con sede en Quebrada Grande de Liberia, donde viven niños y jóvenes con distintas discapacidades.

También luchó porque personas con parálisis profunda pudieran tener una pensión vitalicia, sueño que pretendió que se diera en toda Centroamérica.

En 1991 se le otorgó el Premio Nacional Joaquín García Monge, por su invaluable labor en pro de la educación y la cultura.

Tattenbach nació en Berlín, Alemania, el 24 de setiembre de 1926, pero por sus venas corrió sangre auténticamente costarricense, pues fue tataranieta de José María Castro Madriz, primer presidente de la República.


•.¸¸.•*¨*•.¸¸.•
Visto y leído en: Diario LA NACIÓN, 19/08/2010

LA JORNADA DE UNA MAESTRA. Pensamientos de una maestra dedicada a la educación primaria sobre su jornada diaria. Por Pili Biarge. (España)

Cuando eres maestra identificas tu vida con tu profesión. No puedes ser maestra durante unas horas al día y olvidarte de tus alumnos cuando cierras la puerta.
Nunca te sientes sola, vas acompañada del recuerdo de tus alumnos todo el día.

La imagen que una profesora tiene de sí misma va asociada a su profesión. Cuando salgo de casa, paseo, visito a mis amigas o voy de compras guardo dentro de mí la conciencia de que soy maestra.

Como maestra tengo mi puesto de trabajo. Por ello cobro una remuneración, cumplo unas obligaciones y tengo firmado un contrato de trabajo que me indica las horas que he de trabajar según el convenio laboral en que esté basado. Un contrato laboral regula las relaciones de trabajo y económicas de un maestro pero no hace un maestro.

Se es maestra cuando la imagen de ti misma como persona privada y como persona profesional coincide.

Tienes una buena jornada cada día de la semana cuando organizas tu vida teniendo en cuenta tus necesidades como persona y teniendo en cuenta que eres maestra.

Todos somos diferentes, tenemos condiciones de vida diferentes, diferente salud…Cuando salimos de trabajar tenemos que resolver nuestros problemas cotidianos, nuestras necesidades… Las personas con vocación hacia los demás dedican un tiempo de su vida diaria a pensar en los demás y a prepararse para ayudar. Sin esa intención no pueden llegar preparados a la próxima jornada laboral.

Cuando una madre de familia se levanta piensa en su arreglo y cuidado personal, en el arreglo y cuidado de sus hijos y en algunas tareas que ha de hacer antes de llegar a su lugar de trabajo. Cuando una maestra se levanta, piensa en todas esas cosas y, además, empieza a pensar en sus alumnos, en cómo se encontrarán ese día, en lo que les dirá, en quien habrá estudiado, si se habrá resuelto algún conflicto pendiente.

El horario de mi día a día que yo organizo tiene en cuenta mi horario laboral, mi familia, mi persona y las necesidades de mis alumnos y de mi profesión.
Pili Biarge. Docente de Barcelona y creadora del blog:
Cuaderno de Maestra.


Imagen: ©Zimeillustrations (Argentina)

Una buena maestra necesita:

Amar a los niños, aunque no sea madre.
Ser una mujer hecha y derecha, aunque no sea modelo.
Tener buena vista, aunque no se sea astrónoma.
Manejar un amplio vocabulario, aunque no sea un diccionario.
Tener buen humor, aunque no se sea cómica.
Venir de casa con una amplia sonrisa, aunque no sea una payasa.
Contar con unas orejas bien alerta, aunque no sea el Lobo Feroz.
Tener buena cabeza, aunque no sea futbolista.
Escribir con buena caligrafía, aunque no sea escritora.
Saber bien leer, aunque no se sea una cuentacuentos.
Utilizar bien los colores, aunque no sea ilustradora.
Poseer buena imaginación, aunque no sea maga.
Creer en lo que está haciendo, aunque no sea perfecta.
Ser ordenada, aunque no sea militar.
Dominar los números, aunque no sea matemática.
Dar achuchones, aunque no sea una osita amorosa.
Gozar de inteligencia, aunque no sea superdotada...

¿Y para ser buen maestro?
Pues lo mismo, pero en masculino.
4º de Primaria. Curso 11/12
En: ¿qué tendrá la princesa? Blog de la Biblioteca escolar del CEIP Ferrández Cruz en Elche (Alicante) en España.

Ilustración de Mariano Martín. Bahía Blanca (Argentina)
La ilustración se utilizó para el arte de tapa de una agenda, para la revista Maestra de Primaria, publicada en España por la Editorial Ediba.

MAESTRITA RURAL, de Lydia Raquel Pistagnesi (Argentina)

Llegaste una tarde de un bello verano.
Con tus grandes ojos colmados de asombro
observaste el campo, inmenso, tranquilo,
con sus viejas casas chatitas de adobe.

La valija llena de ilusiones nuevas,
trayendo un diploma recién obtenido.
Callada, tan pura, tan frágil y bella,
dispuesta a enseñar lo que habías aprendido.

Allí, en la escuelita, temblando de miedo
ante la pobreza de todo el lugar
fuiste un aleteo de pájaro herido
y sin surte cuenta te echaste a llorar.

Mas pronto te erguiste peleando al destino,
fuiste carpintero, peón, albañil.
Punteaste la tierra, armaste canteros
y fue una acuarela todo tu jardín.

Aquella mañana, primero de marzo
tocó la campana su dulce canción
y la algarabía resonó en el patio
colmando de risas al viejo salón.

Como pasó el tiempo desde aquellos días
como habrás cambiado maestrita rural,
¡quisiera adueñarme de algún sortilegio
y en cualquier esquina volverte a encontrar!
© Lydia Raquel Pistagnesi, del libro "Poemas en Azul".

Imagen libre de derechos.

Asunción Carracedo Gómez (Licenciada en Biología y profesora de Música. Escritora, poeta y promotora cultural)


BIOGRAFÍA DE UNA CUENTISTA

No soy bruja, ni hada.
Ni tampoco maga.
Tan solo soy…
“ladrona de palabras”.

Se las robo al viento, al sol y a las nubes,
a la calle y a los viandantes.
También al cuaderno de viajes,
al libro de recetas,
a las revistas en las salas de espera de las consultas médicas,
a la libreta de apuntes
y a las charlas con los amigos importantes.
Al cofre del tesoro que son mis hijos.
Como no, al viejo diccionario,
para que no se ponga celoso, amarillo, ni rancio.
Y al diario pasar de las hojas de mis 47 años….
Y especialmente, muy especialmente,
a los ojos que miran expectantes,
en cualquier parte,
las cosas pequeñas, tal vez,
las más insignificantes.

No siempre fue así.
Esto mío es una vocación tardía.
Un virus latente que se ha despertado hace unos pocos años.
Seguramente por esto de la contaminación, el cambio climático
y todas esas malas noticias de las que hablan los telediarios cada día.

Al principio de los tiempos,
probé a ser bruja.
Y me compré una verruga y una escoba.
Para el gato, ya no me llegaron los ahorros de todo un año,
ni el aguinaldo del tío americano
que dicen que todos tenemos en nuestro pasado.

Luego probé a ser hada.
Y me compré unas alas que fueran de mi talla.

Y después, probé a ser maga.
Con varita y capa.

E increíble!!!,
Probé a ser ladrona de guante blanco,
sombrero negro y antifaz anaranjado.

Pero en ninguno de estos oficios triunfé,
en ninguna parte.

Con la magia,
todo fue desgracia.
De la risa a la lágrima viva.
De la lágrima a la risa ensordecida.
Y así, día tras día, sin encontrar la casilla de salida.

Como hada,…metí las patas.
Uu¡y!!, quiero decir, las alas en una jaula dorada
para que no volaran cuando les viniera en gana.

Y de bruja…
Ufff!!!!
Los hechizos hechos ciscosss!!!

Mi última oportunidad.
Cambié los guantes blancos, el sombrero negro y el antifaz anaranjado
por la pluma, el tintero y el papel.

O lo que es lo mismo,
en su versión actualizada:
el ordenador y la internet!!!

Y no cabe duda.
He tenido mejor suerte desde que me dedico a ello.
Al robo de palabras, claro está.
Pues solo me han encerrado en aulas de coles muy molones.
En bibliotecas con muchas letras.
En ferias del libro con muchos, idem.
En algunas plazas de pueblo o de algún barrio de ciudad,
que no están los tiempos para andarse con remilgos
ni hacerle ascos “a ná”.

Pero dónde más he ido a dar con mis huesos
(y mis kilitos, todo hay que decirlo),
insisto y me repito,
dónde más días he pasado y paso de encierro
es en las …LIBRERIAS!!!
Rincones amigos muy calentitos
dónde siempre soy muy bien recibida
por las buenas gentes que regentan estos locales
llenos a rebosar del más rico y sabroso de los alimentos.

Será porque en modo alguno me oculto,
ni disfrazo,
ni trato de disimular (ni siquiera una miajita)
este “mal hábito” que tengo, practico y fomento.
El de jugar con las palabras,
y robarle los sentidos, los sonidos, y sus varios significados
para dárselos “a puñados” y envueltos en cuentos
a los más pequeños.


Declaración de “cuentista” no arrepentida.
Firmado bajo la libertad que me da el ser yo misma y no querer cambiar el oficio de aprendiz de escritora que con todos ustedes quiero aquí compartir
para desearles un feliz día!!!

ASUNCIÓN CARRACEDO GÓMEZ.


Asunción Carracedo Gómez (Licenciada en Biología y profesora de Música. Escritora, poeta y promotora cultural)


«Quiero transmitir a los niños que

ser diferente no es nada malo»


"Vale por una editorial"
07 jun 2013
Asunción Carracedo y Eugenio Castro son los artífices de 'Amigos de papel', una pequeña editorial de literatura infantil en la que todos los empleados tienen algún tipo de discapacidad.

Poema: LA TRISTEZA TRAVIESA, de Liliana Cinetto


Tengo una tristeza
traviesa, traviesa…
Todas las mañanas
trepa a mi ventana
y al menor descuido
saca del bolsillo
su caja de tizas
y dibuja lágrimas
sobre mis mejillas.

A veces me espía
cuando estoy dormido
y durante el sueño
me esconde la risa.

A veces espera
que esté distraído
y entonces me roba
todas las sonrisas.

Por más que le digo
que yo no la quiero
ella igual se queda.
Por más que le pido
que se vaya lejos
ella igual regresa.

Pero no me importa
que les haga bromas
a mis alegrías.
Yo sé que algún día,
un día cualquiera
cuando no me vea
la voy a asustar
y entonces se irá.

Porque ella no sabe
que yo bajo la llave
tengo bien guardadas
muchas carcajadas
y así esta tristeza
traviesa, traviesa,
tendrá que alejarse
y no volverá.
Visto y leído en: La Caracola Andariega, de Claudia Ampudia

Ilustración: Pablo Lastra

Poema: EL DRAGÓN FILIBERTO, de Liliana Cinetto


El dragón Filiberto
quiere dar un concierto
e invita a sus amigos
a escucharlo cantar
pues ha ensayado tanto
en su clase de canto
que cree que está listo
para un gran recital.
Nadie falta a la cita
en un claro del bosque.
Filiberto nervioso
se dispone a cantar.
Pero entonces ocurre
que enormes llamaradas
le salen por la boca
sin poderlo evitar
y le quema las plumas
a un gorrión distraído,
le chamusca la oreja
a un conejo haragán.
A una ardilla coqueta
se le enciende el vestido
y le incendia la cola
a un zorro charlatán.
Todos los invitados
huyen despavoridos
y el pobre Filiberto
¡BUAH! se pone a llorar.
Patalea en el suelo
y no tiene consuelo:
—No hay caso. ¡Qué fracaso!
Nunca podré cantar.
Al verlo deprimido y descorazonado
una vieja lechuza lo quiere consolar
y le dice en secreto
que le dará un consejo
para que sin peligro pueda por fin cantar.
Otra vez Filiberto
organiza un concierto
aunque no es en el bosque
sino en otro lugar.
Pues siguiendo el consejo
de la lechuza sabia
dentro de una bañera
el dragón cantará.
Y así mientras lo escuchan
cantar bajo la ducha
el dragón Filiberto
su sueño cumplirá.
Texto © 2005 Liliana Cinetto (Facebook)

Publicado y distribuido en forma gratuita
por Imaginaria y EducaRed (SCRIBD)

Imagen © 2005Rodrigo Folgueira.

Poema: ROMANCE DE LA CANOA Y EL RÍO, de Elsa Bornemann.


Cuentan que era blanca
y que amaba al río
y que él la esperaba
de tarde, a las cinco.
Ella, una canoa,
él, un verde río...
Ella, de madera,
él, de junco y brillo...
Cuentan que se amaban
tal como dos niños
y que en cada cita
espiaba un grillo.
Ella, con sus brazos
de remos antiguos
—dulce— acariciaba
su cara de vidrio.
Y él, con sus labios
de agua —muy tibios—
toda la canoa
besaba a las cinco.
Cuentan que una tarde
de color ladrillo
la canoa blanca
no vino... no vino...
Loco de tristeza
la llamaba el río:
a toda la costa
salpicó su grito...
¡Ay!, que sin oírlo
un pescadorcito
la canoa blanca
llevó hacia otro río.
Cuentan que a las tardes,
cuando dan las cinco,
los labios del agua
se ponen muy fríos:
buscan la canoa...
sus remos antiguos...
La lloran los sauces
y la extraña el grillo.

“Romance de la canoa y el río” (pág. 90) en: Disparatario. 55 versicuentos y 1 cuento de amor disparatado. Elsa Bornemann. Ilustradores: O'Kif. Colección: Serie Morada. Páginas: 128. Género: Poesía y cuento. Edad: Desde 8 años. Alfaguara infantil, 1997.
“Un libro lleno de personajes extraños, situaciones insólitas, un cuento muy divertido y hasta un texto para leer con la ayuda de un espejo. Reúne poemas, canciones y raras noticias que se dejan leer al derecho y al revés. Uno de los libros más famosos de la autora favorita de los chicos.”

Visto y leído en: El espejo distraído
(Versicuentos) Elsa Bornemann. (SCRIBD)

RIMANDO ANDO, por Douglas Wright



ESTA MARIPOSA
ANDA POR LA PLAZA,
SE POSA EN LAS FLORES,
VUELA HASTA SU CASA.




ESTE GUSANITO
ANDA POR EL PISO,
ENTRA AL AGUJERO
QUE ÉL MISMO HIZO.




ESTE GATO BLANCO
ANDA POR EL PASTO
Y DE UN SOLO SALTO
VUELVE A SU CANASTO.




ESTA NUBE ROSA
ANDA POR EL CIELO,
BAJA HASTA LA PLAZA
Y REMONTA EL VUELO.




ESTE PAJARITO
ANDA POR LA RAMA,
SE METE EN EL NIDO,
SE ACUESTA EN SU CAMA.




ESTE OSO BLANCO
ANDA POR EL POLO,
JUEGA CON LA NIEVE
CUANDO ESTÁ MUY SOLO.




ESTOS PERSONAJES
VUELAN Y CAMINAN
Y ANDAN POR LOS VERSOS
QUE YA SE TERMINAN.




RAMÓN EL DRAGÓN, por Douglas Wright



RAMÓN EL DRAGÓN
VUELA POR EL CIELO;
SU ALIENTO DE FUEGO
DERRITE HASTA EL HIELO.




RAMÓN EL DRAGÓN
TIENE FUERTES GARRAS;
SI SE LO PROPONE
DOBLA EL HIERRO EN BARRAS.




RAMÓN EL DRAGÓN
TIENE COLA EN PUNTA;
CON ELLA DA GOLPES
Y TAMBIÉN APUNTA.




RAMÓN EL DRAGÓN
VIVE EN UNA TORRE:
EN SU PIEZA JUEGA,
SALTA, BAILA Y CORRE.




RAMÓN EL DRAGÓN
ANDA POR LA NOCHE;
BATE SUS DOS ALAS
A TROCHE Y A MOCHE.




RAMÓN EL DRAGÓN
VUELVE DE MAÑANA;
SE ACUESTA EN SU CAMA,
CIERRA LA VENTANA.




RAMÓN EL DRAGÓN
SUEÑA CON DRAGONES
QUE SON, COMO ÉL,
DRAGONES RAMONES.




EL MAGO CIRUELO, por Douglas Wright



EL MAGO CIRUELO
NUNCA TOCA EL SUELO,
IGUAL QUE SU PADRE,
IGUAL QUE SU ABUELO.




CUANDO CAE LA NOCHE,
SALE CON SU COCHE
Y EN CINCO MINUTOS
ESTÁ EN BARILOCHE.




EL MAGO CIRUELO
SACA UN CARAMELO,
QUE LLEVA EN LA MANGA
JUNTO A SU PAÑUELO.




ANDA EN EL JARDÍN,
EN MONOPATÍN,
CON PABLO, MARIANA,
JULIÁN Y MARTÍN.




EL MAGO CIRUELO
PESCA SIN ANZUELO.
NO PESCA EN EL AGUA.
ÉL PESCA EN EL SUELO.




CUANDO ESTÁ CANSADO,
SE ACUESTA PARADO,
Y SI TIENE SUEÑO,
DUERME DE COSTADO.




EL MAGO CIRUELO
NUNCA TOCA EL SUELO,
IGUAL QUE SU PADRE,
IGUAL QUE SU ABUELO.





Coplitas preguntonas, por Douglas Wright


¿De dónde vienen las penas?,
quiero saberlo,
¿me lo dirás?

Las penas vienen de adentro,
vienen de abajo,
vienen de atrás.


¿De dónde vienen las risas?,
¿de dónde vienen?,
quiero saber.

Las risas vienen de adentro
de la alegría
de todo ser.


¿De dónde viene el silencio?,
eso quisiera
saberlo yo.

Viene de adentro del ruido,
en cuanto el ruido
ya se calló.


Sólo una cosa quisiera
saber ahora,
saberla ya:

¿De dónde vienen las ganas,
todas las ganas,
de preguntar?


Texto e ilustración deDouglas Wright

Hay un niño que escribe poesías, por Douglas Wright


Hay un niño que escribe poesías
detrás de la cara
de este hombre mayor.

Hay un niño con cara de niño
detrás de la cara
de este hombre mayor.

Hay un niño que siente y que teme
detrás de la cara
de este hombre mayor.

Hay un niño con ojos de niño
detrás de los ojos
de este hombre mayor.

DOUGLAS WRIGHT: Buenos Aires, Argentina.
Dibujante, humorista y autor de historias, poesías y juegos para chicos.

LAS POESÍAS. Texto e ilustraciones de Douglas Wright


Las poesías se me vienen
solitas a la cabeza,
cualquier cosa que yo veo
y una musiquita empieza.

Yo sigo la musiquita
a ver qué camino toma,
a veces se esconde un rato,
después otra vez se asoma.

Las poesías se me forman
solitas en la cabeza,
caminando por la calle
o sentado aquí en mi pieza.

Se me ocurren porque sí,
sin motivo ni razón:
palabras en la cabeza,
música en el corazón.

Las palabras se parecen
a los pájaros que vuelan,
algunas siguen de largo
pero algunas se me quedan.

Dejo que cada palabra
vaya encontrando un lugar,
lápiz y papel en mano,
meta anotar y anotar.

Y yo vivo la aventura
de jugar y de jugar,
y ayudar a las palabras
a que encuentren su lugar.


Texto e ilustraciones de Douglas Wright

¡ME GUSTA REÍR! Texto e ilustraciones de Douglas Wright



¡QUÉ RISA! ¡QUÉ RISA!
¡ME GUSTA REÍR!
REÍRME EN VOZ ALTA,
REÍRME SONORO,
REÍRME RUIDOSO:
REÍR POR REÍR.

REÍRME CON TODO,
REÍRME UN MONTÓN
Y QUE CADA RISA
SEA UNA EXPLOSIÓN.

¡QUÉ RISA! ¡QUÉ RISA!
¡QUÉ LINDO REÍR!
REÍR CON LOS DIENTES,
REÍR CON LOS OJOS,
REÍR CON LA PANZA:
REÍR Y REÍR.

REÍRME CONMIGO,
REÍRME CONTIGO,
REÍR CON MI HERMANO,
REÍR CON MI AMIGO.

¡QUÉ RISA! ¡QUÉ RISA!
¡ME ENCANTA REÍR!
REÍRME PARADO,
REÍRME CORRIENDO,
REÍRME SALTANDO:
REÍR POR REÍR.

REÍRNOS DE MÍ,
REÍRNOS DE VOS,
Y A LAS CARCAJADAS,
REÍRNOS LOS DOS.

¡QUÉ RISA! ¡QUÉ RISA!
¡NO HAY COMO REÍR!
REÍR DE MAÑANA
Y AL ATARDECER,
Y HASTA POR LA NOCHE:
REÍR Y REÍR.

REÍRME DE NADA,
REÍRME DE TODO,
SIN NINGÚN MOTIVO
Y DE CUALQUIER MODO.




Texto e ilustraciones de Douglas Wright

ESTA POESÍA. Texto e ilustraciones de Douglas Wright


ESTA POESÍA
NO TIENE PRINCIPIO,
ESTA POESÍA
NO TIENE FINAL;
ESTA POESÍA
NO TIENE SENTIDO,
A ESTA POESÍA
TODO LE DA IGUAL.

ESTA POESÍA
NO ME DICE NADA,
Y NO TIENE NADA,
NADA QUE DECIR;
A ESTA POESÍA
NO LA LEE NADIE
PORQUE NUNCA NADIE
LA LLEGÓ A ESCRIBIR.

ESTA POESÍA
TIENE MUCHAS GANAS
DE REÍRSE SOLA,
Y SOLA CANTAR;
Y ESTA POESÍA,
QUE YA SE TERMINA,
DICE QUE YA EMPIEZA,
QUE YA VA A EMPEZAR.




Texto e ilustraciones de Douglas Wright


CÓMO ES MI CASA. Texto e ilustraciones de Douglas Wright



MI CASA ES ALTA
Y EN UNA FUENTE
QUE HAY EN EL FONDO
EL AGUA SALTA.




MI CASA ES CHICA
Y EL SOL QUE ENTRA
POR LA VENTANA
LA PIEL ME PICA.




MI CASA ES GRANDE
Y A JUGAR FUERA
DE LOS SALONES
NO HAY QUIEN ME MANDE.




MI CASA ES BELLA
Y EN LA VENTANA
DEL DORMITORIO
VIVE UNA ESTRELLA.




MI CASA ES VIEJA
Y SOBRE EL TECHO
DEL TEJADO
FALTA UNA TEJA.




MI CASA ES FEA,
PERO ME GUSTA,
AUNQUE MI CASA
SEA COMO SEA.




MI CASA ES CORTA,
SI ESTIRO EL BRAZO
LLEGO HASTA EL FONDO,
PERO NO ME IMPORTA.




MI CASA ES GRIS
Y CADA UNO
QUE VIVE EN ELLA
VIVE FELIZ.





Texto e ilustraciones de Douglas Wright

Cómo es mi casa, p/descargar en pdf