Bibliopeque se unió a Facebook el 18 de agosto de 2011
Y estamos trayendo a éste blog, todo lo que publicamos en el muro


Actualizado hasta el 10 de abril de 2014 - 544 publicaciones sólo en éste blog - los cuentos infantiles, más de 150, están alojados en bibliopeque itinerante; y los textos juveniles en bibliopeque 2013

Páginas

20 Publicaciones

CUENTOS
105 Publicaciones

FRAGMENTOS
228 Publicaciones

POESÍAS

20 de junio de 2013

Hoy conocemos y leemos a Francisco Azzaro. Un escritor argentino, que ama la poesía y vive en Ingeniero Jacobacci, provincia de Río Negro.


SOBRE ARITMÉTICA Y LA VIDA MISMA

Si es por sumar, que sea el amor.
Si es por restar, que sea el dolor.
De multiplicar, solo el parir,
y al dividir, pues, sin herir.
Con solo haberlo advertido,
aunque aún no comprendido,
percibirás al fin, que ya haz vencido.

Francisco Azzaro
DUREZAS

Las del tiempo,
cuando la tormenta arrecia.

Las del cuerpo,
por el tiempo transcurrido.

Las del pensamiento,
cuando la idea no compartes.

Y las más tristes y desoladoras,
las del alma,
cuando la poesía desaparece.


Francisco Azzaro
Gentileza:Libros, papeles y palabras (Facebook)
Ilustración: © Nathalie Jomard

“Nosotras creamos mundo”, de la colección “Por preguntar que no quede”, cuadernos de educación en valores.

¿POR QUÉ SE CELEBRA EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER?

Hoy nos parece muy normal que las niñas y los niños podamos estudiar, decir lo que pensamos, participar en casa, jugar juntos o soñar cómo seremos cuando crezcamos.
Pero no siempre ha sido así. Durante muchos siglos las mujeres y las niñas tenían que hacer unas cosas y los niños y los hombres otras.

Por ejemplo, hasta hace pocos años, las mujeres tenían dificultades para ir a la Universidad. Una de las primeras que pudo hacerlo en España se llamaba Concepción Arenal y quería ser abogada pero no podía porque era chica. Así que, ni corta ni perezosa, se vistió de chico. Tuvo muchos problemas pero lo consiguió. Lo peor es que alguien se chivó y se armó mucho escándalo.

Pero detrás de ella se animaron muchas más a estudiar en la universidad....

Costó mucho que las niñas y las mujeres llegaran a tener los mismos derechos. Incluso hoy, en algunos países las niñas y las mujeres tienen muchas dificultades para ir a la escuela, para que se les reconozca su trabajo, para tomar decisiones o participar en todo lo que les interesa.

Dice la maestra que el Ocho de Marzo es un día muy especial para todas. Es como celebrar nuestro cumpleaños. En este día recordamos todo lo que hemos hecho a lo largo de la Historia, pensamos en lo que nos ocurre hoy y decidimos cómo queremos que sea el mundo.
Descargar cuadernillo en formato pdf (Gentileza Biblioabrazo)

✩ * • . ¸ ✩ * • . ¸ ¸ • . ¸ ¸ . . ✩ ¸ ¸ . . • * ¸✩ ¸

Ilustración: Mónica Carretero

✩ * • . ¸ ✩ * • . ¸ ¸ • . ¸ ¸ . . ✩ ¸ ¸ . . • * ¸✩ ¸

Visto en: Educación en valores.

✩ * • . ¸ ✩ * • . ¸ ¸ • . ¸ ¸ . . ✩ ¸ ¸ . . • * ¸✩ ¸


… como mujer no tengo patria.
Como mujer no quiero patria.
Como mujer, mi patria es el mundo entero
(Virginia Woolf)

Ilustración:©Agustina Guerrero

Concurso de "Twitterrelatos”

“Tuve la suerte de ser zurdo, y ella, de ser diestra. La vida es mucho más linda cuando la tocas con una sola guitarra.” de Rubén Arriagada.
Ilustración de uno de los cuentos ganadores del concurso “Twitterrelatos” organizado por la Biblioteca de Santiago. Año: 2010
Vero Rodríguez, ilustradora chilena

Celeste Córdoba, 21 años, escritora, ilustradora y estudiante de Diseño Industrial en la ciudad de La Plata, Pcia. de Buenos Aires, Argentina.

Sos como

*Cuando es invierno, y estás en tu casa tapado con muchas frazadas, con una taza de café calentito y una película lista para mirar.
*Como el olorcito a torta recién hecha.
*Como el paraguas un día de lluvia, o como la lluvia que dejas que te moje a veces...
*Como usar botas y pisar hojas de otoño.
* Como la sonrisa de un extraño en medio de la ciudad.
*Como la sonrisa de amado.
*Como caminar de la mano.
*Como comer pan casero calentito.
*Como cuando empiezo un libro.
*Como cuando me siento inspirada.
*Como andar en bici sin apuro.
*Como estar descalza en el pasto.
*Como despertarme cantando.
*Como agarrar un lápiz y dibujar sobre una hoja en blanco.
*Como un vestido que se mueve al viento.
*Como las bufandas en invierno.
*Como soñar despierto.
*Como vivir en una historieta, una larga historieta.

Celeste Córdoba
Ilustración: Vero Gatti
Celeste Córdoba, 21 años, escritora, ilustradora y estudiante de Diseño Industrial en la ciudad de La Plata, Pcia. de Buenos Aires, Argentina.
Besos

Te mando besos en ramos,
en frascos de caramelos,
por carta,
en papel de chocolate,
en bolsillos,
en capullos,
en barriletes,
en palomas mensajeras,
en poesías,
escondidos en alguna camisa,
en una taza de té,
en nubes,
te los mando con mi boca,
conmigo.

Celeste Córdoba
Ilustración: Raquel Díaz Reguera, España - Diseño gráfico e ilustración -

“La alfombra mágica”, poemario infantil de Juan Carlos Martín Ramos

ABIERTO Y CERRADO

Libro cerrado,
libro abierto.

Hacia el final
y hacia el principio,
pasa las páginas el viento
enredando los hilos
del argumento.

Libro abierto,
libro cerrado.

El mundo a oscuras,
reloj parado,
ligero equipaje
y a la vez
compañero de viaje
que llevo de la mano.

Libro cerrado,
libro abierto.

Un pájaro se posa
y canta
sin miedo
en el cable de alta tensión
de un verso.
La alfombra mágica es un poemario dedicado a los detalles que enriquecen nuestra vida: la imaginación del poeta, el lápiz del escritor, la calle de nuestro amado o amada, el árbol solitario del jardín… Juan Carlos Martín Ramos ha recuperado en sus poemas parte del equipaje vital que vamos creando a lo largo de nuestra vida; un equipaje de objetos, de ideas, de preguntas, etc., que llenan de sentido nuestra existencia, que nos hacen ser lo que somos y que en muchas ocasiones se convierten en nuestro refugio. En palabras del autor: «Son nuestra tabla de salvación y marcan la frontera de nuestros sueños y nuestros recuerdos». A esa isla interior, a ese lugar seguro nos llevaran los versos con los que esta tejida La alfombra mágica.

El autor | Juan Carlos Martín Ramos nació en Belmez, Córdoba, en 1959. Estudio Filología Hispánica en la Universidad Complutense de Madrid, y trabajó muchos años como titiritero. Obtuvo el Premio Lazarillo de literatura infantil en 2003, por la obra Poemamundi.
La ilustradora | Cristina Müller es una joven ilustradora venezolana con una gran trayectoria profesional. De su obra destacamos: “Desde mi ventana” y “La noche es un tren, ambos publicados en Anaya.
Visto y leído en: Anaya Infantil y Juvenil
• Más información sobre este libro
• Descarga las primeras páginas en PDF
• Descarga el proyecto de lectura en PDF

Desde Bahía Blanca, la escritora Anabela Acuña nos manda una poesía para tratar de curar el hipo…

Hipo tiene hipo

Hipo es chiquito
Y vive en un charquito
Cuando le da hipo
Va nadando a saltitos

Hipo crece crece
Todos los días poquito
¡Hip! está dormido
Hipopótamo dormilón

Un vaso con agua
Busca un susto de león
Para que se cure
Este hipo de melón ¡Hip!

Bichofilocuentos

Un lugar para compartir cuentos para chicos (que son unos grandes) y Grandes (que siguen siendo chicos) ¡Leerlos antes de ir a dormir o que ellos te despierten!

De Bahía Blanca. Docente. Me llamo Anabela Acuña.
¡¡Gracias Anabela!!

LAS OBRAS FALSAS QUE CIRCULAN EN INTERNET

Ariel Silva, secretario privado del artista literario Mario Benedetti, nos dice en una nota:
Hay algunos poemas que aparecen como de la autoría de Mario, pero no lo son.
-Hay uno que se llama “Testamento” dónde dice que se lo dedica a su segunda mujer. El tuvo una sola mujer en su vida y fue Luz así que es evidente que ese poema no es de Mario. Hay otro que dice “me gusta la gente que tal cosa y me gusta la gente que tal cosa (sic)… Yo le pido a esa gente que, por respeto a Mario que se asegure de ver en qué libro está si es que le llega un poema que dicen que es de él.

LA GENTE QUE ME GUSTA. (Autor desconocido)

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace en menos tiempo de lo esperado.
Me gusta la gente con capacidad para medir las consecuencias de sus acciones, la gente que no deja las soluciones al azar.
Me gusta la gente estricta con su gente y consigo misma, pero que no pierda de vista que somos humanos y nos podemos equivocar.
Me gusta la gente que piensa que el trabajo en equipo, entre amigos, produce más que los caóticos esfuerzos individuales.
Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría.
Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos serenos y razonables.
Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza de reconocer que no sabe algo o que se equivocó.
Me gusta la gente que al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.
Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente; a éstos los llamo mis amigos.
Me gusta la gente fiel y persistente, que no fallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.
Me gusta la gente que trabaja por resultados. Con gente como esa, me comprometo a lo que sea, ya que con haber tenido esa gente a mi lado me doy por bien retribuido.

Visto y leído en: LaRed 21. Uruguay

La imagen pertenece a la Revista Escolar Siringa
Leer artículo (es muy bueno)
FALSOS EN LA RED: Poemas apócrifos en Internet
Algo para compartir:
ALFREDO CUERVO BARRERO

Hola peques, lo primero de todo muchas gracias por sus palabras, me alegro que hayan investigado la autoría de "Queda Prohibido", y hayan encontrado tanto al autor como a la obra original.

Por supuesto que tienen mi permiso para publicar estos tres poemas y todos los que gusten, más aún cuando vuestro blog va dirigido a incentivar la lectura de los niños.

Me piden que me presente: bueno, mi nombre ya lo saben, tengo 31 años y vivo en Castro Urdiales una villa al norte de España, y... ¿por qué escribo?, vaya, la mayoría de las veces ha sido por necesidad, la necesidad de ordenar y plasmar muchas de las cosas que tengo dentro, supongo que no hay un porqué, simplemente para ver reflejados mis pensamientos; por suerte he tenido algunas horas "lúcidas" en las que éstos se han dejado atrapar y fotocopiar.

Un cordial saludo y suerte con vuestro proyecto de Bibliopeque.

Alfredo.
QUEDA PROHIBIDO

¿Qué es lo verdaderamente importante?,
busco en mi interior la respuesta,
y me es tan difícil de encontrar.

Falsas ideas invaden mi mente,
acostumbrada a enmascarar lo que no entiende,
aturdida en un mundo de falsas ilusiones,
donde la vanidad, el miedo, la riqueza,
la violencia, el odio, la indiferencia,
se convierten en adorados héroes.

Me preguntas cómo se puede ser feliz,
cómo entre tanta mentira puede uno convivir,
cada cual es quien se tiene que responder,
aunque para mí, aquí, ahora y para siempre:
queda prohibido llorar sin aprender,
levantarme un día sin saber qué hacer,
tener miedo a mis recuerdos,
sentirme sólo alguna vez.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quiero,
abandonarlo todo por tener miedo,
no convertir en realidad mis sueños.

Queda prohibido no demostrarte mi amor,
hacer que pagues mis dudas y mi mal humor,
inventarme cosas que nunca ocurrieron,
recordarte sólo cuando no te tengo.

Queda prohibido dejar a mis amigos,
no intentar comprender lo que vivimos,
llamarles sólo cuando les necesito,
no ver que también nosotros somos distintos.

Queda prohibido no ser yo ante la gente,
fingir ante las personas que no me importan,
hacerme el gracioso con tal de que me recuerden,
olvidar a toda la gente que me quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por mí mismo,
no creer en mi dios y hacer mi destino,
tener miedo a la vida y a sus castigos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.

Queda prohibido echarte de menos sin alegrarme,
olvidar los momentos que me hicieron quererte,
todo porque nuestros caminos han dejado de abrazarse,
olvidar nuestro pasado y pagarlo con nuestro presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la mía,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha,
pensar que con su falta el mundo se termina.

Queda prohibido no crear mi historia,
dejar de dar las gracias a mi familia por mi vida,
no tener un momento para la gente que me necesita,
no comprender que lo que la vida nos da, también nos lo quita.

Alfredo Cuervo Barrero ®

Enlace a PequePoemas

Paco Abril, con ALMA DE PAPEL

PERDIDO

Hubo una vez
un hombre
que se perdió
en los
extensos
parajes
de la lectura.
Alarmados
familiares
y amigos
salieron
presurosos
en su búsqueda.
Pero cuando
lo encontraron,
ya no era él.

ENERGÍA

Vamos y venimos,
una y otra vez,
al país
de Érase una vez.
Vamos y venimos,
una y otra vez,
aunque nos aseguran
que ese país
no existe.
Pero si no existe,
¿por qué
la energía
que allí conseguimos
persiste?

Visto y leído en:ALMA DE PAPEL
Libro de poemas y collages de Paco Abril

CONTADNOS CUENTOS, POR FAVOR.

En la revista CLIJ , el nº 242, una iniciativa estupenda se puso en marcha en 2007 en Gijón, que ideó y creó Paco Abril.

El objetivo era que padres y abuelos contaran cuentos a sus hijos y nietos. Para lograrlo, pusieron en marcha la campaña "Contadnos cuentos, por favor" y colocaron por toda la ciudad grandes fotos de niños y niñas que demandaban cuentos.

A través de las frases de los niños en los carteles, se descubren los doce dones que tienen los cuentos y que Paco Abril resume así:

1. Don del afecto: Sé que me quieres porque me cuentas cuentos.

2. Don del consuelo: Las palabras de los cuentos son las mejores medicinas para curar tristezas.

3. Don de la palabra: Los cuentos me dan las palabras para contar lo que quiero contar.

4. Don del pensamiento: Cuánto me dan que pensar los cuentos que parecen que no son de pensar.

5. Don de la identificación: Me veo en ellos como si me mirara en el espejo.

6. Don de la imaginación: ¿A que hasta lo imposible es posible en los cuentos?

7. Don de la fuga: Siempre que me cuentan cuentos me salen alas y vuelo a otros mundos.

8. Don de la lectura: Cuando me cuentan cuentos me entran muchas ganas de saber leer.

9. Don de la empatía: Cuando me cuentan cuentos, vivo lo que les pasa a los protagonistas como si a mí me pasara.

10. Don de la atención: Escucho los cuentos que me cuentan con los oídos, con los ojos, con la boca, con el cuerpo entero.

11. Don del conocimiento: Siempre que me cuentan cuentos voy al país donde aprendo cosas sin que nadie me de órdenes.

12. Don de la verdad: No quiero mentiras, quiero cuentos con verdades.


Desde 1997, la Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular del Ayuntamiento de Gijón, organiza, dentro de su oferta para escolares, exposiciones de cuentos completos en las que se incluyen tanto las ilustraciones como el texto.
Enlaces de la nota:

Revista CLIJ - Cuadernos de literatura infantil y juvenil

❤¸¸.•*¨❤¸¸.•*¨❤

Blog de Paco Abril

❤¸¸.•*¨❤¸¸.•*¨❤

Bibliotecas de Gijón

❤¸¸.•*¨❤¸¸.•*¨❤

Exposiciones de cuentos
(Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular del Ayuntamiento de Gijón)

❤¸¸.•*¨❤¸¸.•*¨❤


Visto y leído en BIBLIOABRAZO

Poesía infantil: "¡Maravillosas familias! - Homenaje a Gloria Fuertes"

En la sociedad actual nos encontramos con muchos tipos de familias.
Esto es una realidad que el niño necesita entender y, para ello, nada mejor que a través de los maravillosos ejemplos que nos ofrece la Madre Naturaleza.
Este libro va dirigido a los más pequeños.
Escrito en forma de pequeñas poesías, cada una de ellas refleja un tipo de familia diferente.

Autora de las poesías: Luisa Guerrero

* • . ¸ ✩ ¸` * • . ¸ ✩ * • . ✩

EL GRANJERO DON CARLITOS

El granjero don Carlitos
vivía con su esposa
y sus tres hijitos.

Tomasito era chinito,
Carmencita era blanquita
y Pedrito era negrito.

La granja de don Carlitos
unos vecinos tenía.
Una mamá, un papá
y cuatro hijos que crecían.
Eran de verdad felices,
¡ellos siempre sonreían!

En la granja de don Carlitos,
muchos animalitos había.
Unos volaban, otros andaban.
Unos con lana, otros con pelo,
con largas melenas y con algún plumero.

- ¡Buenos días don Carlitos! -
Le saludó la cerdita Lola,
que iba con sus tres hijitos
enganchados de la cola.

Encarnita era una cerdita,
Paquito un borreguito
y Anita una perrita.

- ¡Buenos días don Carlitos! -
Le saludó la gallina Macarena
que iba con sus tres hijitos
picoteando en la arena.

Antoñito era un pollito,
Marujita una patita,
y Juanito un dragoncito.
¡Que no se sabe nunca,
lo que saldrá de un huevito!
Visto y leído en:Trabajemos por el mundo

* • . ¸ ✩ ¸` * • . ¸ ✩ * • . ¸ ¸✩¨ ` * • . ¸ ✩

nd - ONG por la no discriminación
http://www.ong-nd.org/

ILUSTRACIÓN de Carles de Miguel

“CONTAR CON LOS CUENTOS” de Estrella Ortíz.

(Editorial Ñaque, Ciudad Real, 2002. 2º edición)

El libro empieza así:

El cuento

A veces la palabra es un juego y otras un fuego.
Unas veces murmura y otras grita.
A veces calla y a veces canta, pero siempre baila.
Baila en el pecho y en los ojos,
chisporrotea en la mirada del otro, recorre los rincones interiores
hasta no poder más y brota.
Y cuando brota busca compañía, calor, complicidad y trato.
Tratar con la palabra es una fiesta.
Festejar la palabra es rendirnos al fuego, acompañándonos.

Nuestra vida es un inmenso relato construido paso a paso y cuyo fin último desconocemos. Todos tenemos mucho cuento. Asombra la facilidad con la que podemos resumir la vida de otros, desmenuzar sus motivaciones, extractar lo más significativo, a nuestro modo de ver, de su existencia. Asombra observar las infinitas variaciones de sucesos y aventuras que puede representar, significar una vida. ¿Cómo no disfrutar con los cuentos? Cada uno dibuja en pequeño una vida entera, un proceso completo, sencillo, evidente.

Los cuentos son relatos cortos de ficción con unidad en sí mismos que se presentan como una sucesión de acciones con un principio, un desarrollo y un fin. Son la historia de una transformación; nadie vuelve a ser el mismo después de vivir los sucesos que se relatan. Incluso cuando el final es circular o abierto, nada ocurre en vano.

Los cuentos son mapas, modestas cartas de navegación que iluminan momentos por los que atravesamos a veces perdidos y otras veces hallados. Los cuentos son generosos, no piden nada a cambio de tan buen servicio, si acaso, ser transmitidos de nuevo. Gusta pensar que los cuentos nos acompañan desde el principio. Desde el principio del lenguaje, desde el principio del fuego, desde el principio de la comunicación. Nadie tiene noticia de cuál fue el primero, imposible saberlo; todo lo que conocemos nos llega pasado por la escritura, y la boca estuvo millones de tiempos antes que la pluma.

Siete razones de cuento

• Los cuentos son un alto en el camino, una parada de descanso en el continuo de la vida. Cuando se narra un cuento el tiempo se detiene y por unos momentos narrador y oyente se olvidan de sí mismos, de sus preocupaciones y saltan sus coordenadas particulares para vivir una misma fantasía. Esos momentos de escucha muestran cómo podemos olvidarnos sin perdernos, cómo podemos ser uno con los otros.

• Los cuentos calman, despejan, aclaran; acunan o espabilan, agudizan el discernimiento y el ingenio. Contar cuentos es una actividad pacífica y revolucionaria.

• Los cuentos ponen en contacto con el placer del arte, los juegos de palabras, su sonido. Nos enseñan la utilidad de la palabra para crear mundos y melodías. Escuchar cuentos es un placer, un instante de gozo intelectual y emocional. Los cuentos divierten, son un pasatiempo beneficioso que carece de contraindicaciones.

• Los cuentos acercan; hacen amigos, despiertan las ganas de comunicarse e intercambiar experiencias. Abren a la confianza mutua y la intimidad. Los cuentos conectan mundos, crean vínculos. Ayudan a reconocerse a través de las aventuras de los otros, ayudan a acercarse a los demás, pues muestran que todos viajamos juntos y vivimos la misma condición de seres humanos. Las historias nos hacen tolerantes, compasivos.

• Los cuentos nos invitan a amar la belleza del mundo, despiertan la pasión por la vida. Nos ayudan a estar alerta frente a la variedad de juegos y aventuras que nos esperan a cada recodo del camino.

• Los cuentos transportan, agrandan la habilidad para ver con los ojos interiores. Enseñan a apreciar la grandeza y realidad de lo imaginario, ayudan a comprender. Los cuentos abren nuevas sendas, ofrecen alternativas, iluminan pasajes oscuros, nos animan a continuar a pesar del fracaso, del miedo, del desasosiego, a pesar de la opinión y presión de los otros.

• Los cuentos muestran las consecuencias de los actos, nos dicen lo que se esconde detrás de cada intención, en quiénes podríamos convertirnos y por qué. Los cuentos educan nuestros deseos, nos enseñan que recogemos lo que plantamos. Hablan de lo que realmente importa. Revestidos por argumentos jocosos, poéticos o enigmáticos, sus temas fundamentales emergen de la noche de los tiempos: muerte y renacimiento, pérdida y ganancia, sufrimiento y felicidad.

Visto y leído en: Palabras del Candil
ESTRELLA ORTIZ, CUENTISTA. Una vez, hace casi treinta años, pensé ser una bruja y llamarme Rotundifolia. Necesitaba un traje, unos libros y niñas y niños con ganas de escuchar. Así empecé a contar cuentos, haciendo un hueco entre la cantidad de teatro que entonces llenaba mi vida. Empezó siendo un juego y un sueño. Pero el cuento fue creciendo y ya no era solo Rotundifolia, ni solo animación a la lectura, ni solo para niñas y niños. Y cada año eran más cuentos, más bibliotecas, más escuelas, más adultos escuchándome. Así, poco a poco, he ido descubriendo que me cuento a mí misma, que el mundo mejor empieza con una bonita historia y que las palabras son música.

Es estupendo. De pequeña siempre quise ser directora de orquesta y ahora, cuando cuento un cuento, sé que lo soy.

Sitio web: http://www.estrellaortiz.com/
ilustración: Andrés Spata

18 de junio de 2013

Un ciego. Jorge Luis Borges

No sé cuál es la cara que me mira
cuando miro la cara del espejo;
no sé qué anciano acecha en su reflejo
con silenciosa y ya cansada ira.

Lento en mi sombra, con la mano exploro
mis invisibles rasgos. Un destello
me alcanza. He vislumbrado tu cabello
que es de ceniza o es aún de oro.

Repito que he perdido solamente
la vana superficie de las cosas.
El consuelo es de Milton y es valiente,
pero pienso en las letras y en las rosas.
Pienso que si pudiera ver mi cara
sabría quién soy en esta tarde rara.
(Borges JL. Obra poética, 2 (1960-1972). Madrid: Alianza Editorial; 2007.)
Imagen: inakiart - Iñaki Massini Pontis
Óleo sobre tela,

"Borges, sus días y su tiempo" (Fragmento)

Mis amigos me dicen que mis cuentos son muy superiores a mis poesías, que soy un intruso en la poesía y no debería escribir versos, pero a mí me gustan los versos que escribo. Hay dos libros que me han granjeado alguna fama: Ficciones y El Aleph.

Es decir, los libros de cuentos fantásticos; pero yo ahora no escribiría cuentos de ese tipo. Me parece queno están mal, pero es un género que me interesa poco ahora (o del cual me siento incapaz y por eso digo que me interesa poco). A mí me gusta más El informe de Brodie y quizás el libro que estoy escribiendo ahora y cuyo título no me ha sido aún revelado, pero nadie comparte mis opiniones. Además, tuve la desgracia de escribir un cuento totalmente falso: "Hombre de la esquina rosada". En el prólogo de Historia universal de la infamia advertí que era deliberadamente falso. Yo sabía que el cuento era imposible, más fantástico que cualquier cuento voluntariamente fantástico mío, y sin embargo, debo la poca fama que tengo a ese cuento. Y aunque después escribí otro cuento. "Historia de Rosendo Juárez", como una suerte de palinodia o de contraveneno, no fue tomado en serio por nadie.

No sé si lo leyeron, o simularon no haberlo leído, o si lo tomaron por un mal momento mío. El hecho es que yo quise referir la misma historia tal como pudo haber ocurrido, tal como yo sabía que pudo haber sucedido cuando escribí "Hombre de la esquina rosada" en 1930, en Adrogué. La escena de la provocación es falsa; el hecho de que el interlocutor oculte su identidad de matador hasta el fin del cuento es falso y no está justificado por nada; el lenguaje es, de tan criollo, caricatural. Quizás haya una necesidad de lo falso que fue hallada en ese cuento. Además, el relato se prestaba a las vanidades nacionalistas, a la idea de que éramos muy valientes o de que lo habíamos sido; tal vez por eso gustó. Cuando yo tuve que leer las pruebas para una reedición lo hice bastante abochornado y traté de atenuar las "criolladas" demasiado evidentes o, lo que es lo mismo, demasiado falsas. Lo curioso es que las personas que admiran ese cuento lo llaman "Hombre de la Casa Rosada" y suponen que me refiero al Presidente de la República.
[...]
"El Aleph" es un cuento que me gusta. Me acuerdo de que mi familia se había ido a Montevideo; yo estaba solo en Buenos Aires y lo escribía riéndome, porque me causaba mucha gracia. Y luego hubo otro cuento, que se llama "Las ruinas circulares", con el que me ocurrió algo que no me ha sucedido nunca. Ocurrió por única vez en la vida, y es que durante la semana que tardé en escribirlo (lo cual en mi caso no significa morosidad, sino rapidez) yo estaba como arrebatado por esa idea del soñador soñado. Es decir, yo cumplía mal con mis modestas funciones en una biblioteca del barrio de Almagro; yo veía a mis amigos, cené un viernes con Haydeé Lange, iba al cinematógrafo, llevaba mi vida corriente y al mismo tiempo sentía que todo era falso, que lo realmente verdadero era el cuento que estaba imaginando y escribiendo, de modo que si puedo hablar de la palabra inspiración, lo hago refiriéndome a aquella semana, porque nunca me ha sucedido algo igual con nada.


Jorge Luis Borges

(del libro de María E.Vázquez. ©1984 Javier Vergara Editor)

EDUCAR…Gabriel Celaya

Educar es lo mismo
que poner motor a una barca…
hay que medir, pesar, equilibrar…
… y poner todo en marcha.
Para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino…
un poco de pirata…
un poco de poeta…
y un kilo y medio de paciencia
concentrada.

Pero es consolador soñar
mientras uno trabaja,
que ese barco, ese niño
irá muy lejos por el agua.
Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes,
hacia islas lejanas.

Soñar que cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos seguirá
nuestra bandera
enarbolada.
Visto y leído en: UCLM

"...en cuanto educadores no nos queda más remedio que ser optimistas, ¡ay! Y es que la enseñanza presupone el optimismo tal como la natación exige un medio líquido para ejercitarse. Quien no quiera mojarse, debe abandonar la natación; quien sienta repugnancia ante el optimismo, que deje la enseñanza y que no pretenda en pensar en qué consiste la educación. Porque educar es creer en la perfectibilidad humana, en la capacidad innata de aprender y en el deseo de saber que le anima, en que hay cosas que pueden ser sabidas y merecen serlo, en que los hombres podemos mejorarnos unos a otros por medio del conocimiento. De todas estas creencias optimistas puede uno muy bien descreer en privado, pero en cuanto intenta educar o entender en qué consiste la educación no queda más remedio que aceptarlas. Con verdadero pesimismo puede escribirse contra la educación, pero el optimismo es imprescindible para estudiarla... y para ejercerla. Los pesimistas pueden ser buenos domadores pero no buenos maestros."

(El valor de educar de Fernando Savater)

Imagen de: palabras amigas

PALABRAS. Cecilia De Roggero, Perú.

Hay palabras redondas,
como mundo,
como hueco,
como sol.

Hay palabras que acompañan,
como luz,
como perro,
como sombra.

Hay palabras que lloran,
como lluvia.

Hay palabras amargas,
como tónico,
y difíciles,
como lo siento.

Hay palabras grandotas,
como castigo,
o como grito.

Hay palabras que ríen,
como agua, como circo.
Y las hay tristes,
como fin.

Hay palabras y palabras.
Hay las que se dicen
y las que se callan.
Hay las que duelen
y las que alegran
y las que abren puertas
misteriosas.
Visto y leído en: Entre culturas-El periódico Muévete en Red. Niños y Niñas- formato pdf-

Imagen: CC- Rafa Turnes